PRINCIPAL 

 HISTORIA 

 NATURA 

 CULTURA 

 PUEBLOS 

ARTESANÍA

  TURISMO 


 

Dalías

 

Dalías está situada en la vertiente suroccidental de la Sierra de Gádor, a12 Km del mar Mediterráneo y a 42 Km de la capital. Su altitud sobre el nivel del mar es de 411 m. Climatológicamente, se inscribe en el dominio climático mediterráneo subtropical, con suaves inviernos y cálidos veranos. Las precipitaciones apenas alcanzan una media en torno a los 400 l/m2 año, concentrándose en el otoño y la primavera. Sus habitantes se denominan Dalienses. Principal actividad productiva: Horticultura intensiva bajo invernadero.

--------------------------------------------------------------------------------

Historia

En cuanto a su historia, resulta difícil hablar del origen o fundación, pues, aunque son numerosos los hallazgos prehistóricos que la convierten en tierra milenaria, son escasos los estudios realizados sobre ellos. Al parecer, los primeros núcleos habitados de la zona estarían situados en "El Cerroncillo" y en "El Cerrón", en donde se han encontrado restos de la época del Bronce, un poblado Ibérico y restos de cerámica romana.

Pero es en la época de dominación árabe cuando aparece Dalías en su actual emplazamiento con el nombre de "Dalyat". En este período, los acuíferos de Celín propician la expansión del regadío en las estribaciones de la Sierra de Gádor con el correspondiente aumento de la población. Así, en el s. VIII, Dalías es citada como Alquería, como fortaleza en el s. X, y con una mezquita mayor en el s. XIII, siendo renombrada su producción de seda, ganado ovino-caprino y plantas aromáticas. Su población irá en aumento durante los s. XIII y XIV, conforme avanzan las conquistas cristianas, hasta aparecer como capital de taha del reino nazarí y, finalmente, como parte del feudo dado por los Reyes Católicos a Boabdil, último poder musulmán en la península. A mediados del s. XVI, llega a Dalías la rebelión de los moriscos quedando la población destrozada, con numerosas bajas entre sus habitantes. El territorio, despoblado, sería ocupado de nuevo por cristianos viejos llegados a Dalías atraídos por la bondad de su suelo y clima. La montaña siempre trajo riqueza, desde los fenicios, romanos y musulmanes que explotaron su mineral, pastos y leñas, hasta las grandes explotaciones mineras del s. XIX que extraían fundamentalmente la galena argentífera. Cuando la sierra parecía acabada con el declive de la minería, su agua subterránea impulsó una nueva actividad agrícola, cubriéndose el piedemonte de huertos y parrales, donde se producía una uva de mesa ("Ohanes") de una excelente calidad exportadora, reconvertida en los últimos años a cultivos extratempranos bajo invernadero, eje fundamental de la actividad económica del municipio en la actualidad. La mayor parte de la población se asienta en la ciudad de Dalías, título que adquiere por Real Decreto de 12 de febrero de 1.920, y en menor medida en Celín. El núcleo mantiene en su estructura urbana los rasgos de su origen medieval musulmán (viviendas con huerto, que no jardín, calles ciegas y estrechas a modo de pequeñas plazoletas, trazado irregular). No obstante, es el camino de Berja y Almería el que actúa como eje cardinal de la trama urbana en torno al cual se van a ir produciendo los asentamientos en las sucesivas fases. Celín, por su parte, constituye una ventana a una realidad que se nos escapa poco a poco con el paso del tiempo, pero que aún es posible conocer. Su paisaje guarda la magia de los moriscos y nos entronca con el origen medieval de la ciudad. Controlando desde su atalaya el campo y el mar, aportando el agua, abriendo el camino de las minas y fundiciones.

--------------------------------------------------------------------------------

Monumentos

La riqueza monumental del municipio de Dalías hay que inscribirla dentro de su glorioso pasado musulmán, si bien apenas quedan restos de las torres que había en los cerros de Janda y la Garita. No ocurre lo mismo con Celín, en la que destacan la torre de Aljízar, que junto a la ermita forman un conjunto muy singular. La torre de Aljízar, si bien es una construcción catalogada como de la época nazarí, s. XIV, tuvo que tener precedentes en fortificaciones anteriores. Su ubicación en una colina de fácil defensa y desde la que es posible controlar la costa sin ser visto no pudo pasar inadvertida. De planta octogonal y construida en ladrillo sobre base de piedra, mantiene su porte y singulariza el paisaje. El otro monumento singular son los Baños de la Reina, único ejemplo completo de baños árabes en la provincia de Almería. Se trata de un edificio de planta rectangular con tres naves, situado al pie de la colina donde se ubica la torre de Aljízar. Camino debajo de los Baños se alcanza el llamado Pantano de la Reina, una presa de origen árabe de la que sólo queda la parte superior que hace de puente a una vereda de Celín. El conjunto de la torre, la ermita, los baños y el hábitat rural es un paisaje monumental digno de ser visitado por ser un modelo vivo de un pasado ya lejano. En este sentido, el Ayuntamiento de Dalías viene actuando en los últimos años en la recuperación y revitalización de todo este entorno, rehabilitando y señalizando senderos e iluminando los principales monumentos (Ermita y Torre de Aljízar, Baños de la Reina, Garita, Ermita de San Miguel, Santa Cruz). Por último, citar como otros edificios singulares la Iglesia Parroquial de Dalías, situada en la Plaza de Arriba o del Ayuntamiento, la Iglesia Parroquial de San Miguel en Celín, la Santa Cruz, la Ermita de San Miguel, y, como no, el Casino de Dalías. Este edificio, que data de primeros del siglo XIX y asemeja una casa burguesa de estilo decimonónico y dos plantas, constituye en la actualidad el eje de la vida social y cultural de la ciudad.

--------------------------------------------------------------------------------

Gastronomía

Platos :

La oferta gastronómica de Dalías se caracteriza por su originalidad en la utilización de los ingredientes tradicionales de sus ricas huerta y sierra. Así, destacan los siguientes platos:

Choto con ajos.

Tortilla de présules (guisantes).

Menestra de présules (guisantes).

Ajoblanco.

Ensalada de pimientos y tomates a la brasa.

Caracoles serranos en salsa.

Arroz de caracoles picante.

Potaje de bacalao.

Gazpacho de Dalías.

Habas de la vega.

Migas.

--------------------------------------------------------------------------------

Fiestas

Abundante y variado es también el ciclo festivo de este municipio, destacando sus famosas y "sonadas" Fiestas en Honor del Santo Cristo de la Luz, espectáculo de fe popular y pólvora, declaradas recientemente como Fiestas de Interés Turístico Nacional de Andalucía. Se celebran la tercera semana de septiembre, y su tradición se pierde en la memoria colectiva, quizás después de la guerra de los moriscos. El acontecimiento principal consiste en la bajada y procesión del Santo Cristo el domingo, donde lo religioso se mezcla con lo profano y la devoción con el orgullo, constituyendo un espectáculo único, donde destaca el esplendor de los fuegos artificiales. Otras fiestas:

17 de enero: SANANTONES: Se amontonan leña y muebles viejos que se queman al anochecer.

Febrero: CARNAVALES.

SEMANA SANTA: Se celebra con gran esplendor y tradición. Destacan los desfiles procesionales de Jueves y Viernes Santo, así como la tradición de la noche de Ramos.

3 de mayo: DÍA DE LA CRUZ: Cruces en distintos barrios y romería al Cerro de la Cruz.

Junio: CORPUS CHRISTI: Instalación de altares en distintos puntos del itinerario de la procesión y engalanamiento de los balcones y fachadas.

24 de junio: SAN JUAN: Fiesta de madrugada en el Arroyo de Celín, cumpliendo con el tradicional rito de lavarse la cara a las doce en punto en sus aguas cristalinas.

Julio y agosto: VERANO CULTURAL: Amplia oferta cultural, deportiva y de ocio en general.

31 de agosto: FESTIVAL FOLKLORICO.

Septiembre: FESTIVALES DEL CASINO

3ª semana de septiembre: FIESTAS EN HONOR DEL SANTO CRISTO DE LA LUZ.

Domingo más próximo al 29 de septiembre: FIESTAS DE SAN MIGUEL DE CELÍN: De gran sabor popular.

--------------------------------------------------------------------------------

Turismo

Sierra de Gádor ofrece sin duda unas magnificas posibilidades para la práctica de un turismo activo y respetuoso con el medio ambiente. Este macizo serrano, sin duda uno de los grandes olvidados de la provincia de Almería y, por supuesto, Andalucía, con cumbres por encima de los dosmil metros a orillas del Mediterráneo, va recuperando poco a poco su cubierta vegetal que fue prácticamente esquilmada por las fundiciones de plomo en el s. XVIII. Así, y en lo que respecta al Término Municipal de Dalías, encontramos importantes reductos de encinares y áceres, junto a una importante masa de pinar fruto de las repoblaciones forestales. En este sentido, el Ayuntamiento de Dalías está en estos momentos trabajando en la recuperación y señalización de una importante red de sendas para su transformación en Senderos de Pequeño Recorrido (P.R.), que permitan recorrer a pie o en bicicleta, alejados del bullicio de la cercana costa, los parajes más singulares y bellos de esta sierra, así como, a los montañeros, acceder a las más importantes cumbres del macizo, tales como Nuevo Mundo, Dos Hermanas, Pecho Cuchillo o Castillejo, todas ellas por encima o muy próximas a los dosmil metros. Junto al senderismo, montañismo o bicicleta de montaña (BTT), en Dalías también es posible practicar otros deportes como la espeleología, la escalada, el parapente, o el simple paseo en vehículo todo terreno por su abundante red de pistas forestales que permiten acceder a parajes tan bellos como la Balsa Sabinar o disfrutar de una visual a ojo de pájaro sobre el mar de plástico que cubre todo el Poniente Almeriense y que parece una prolongación tierra a dentro del Mediterráneo.

 

 

 

 

 

Información obtenida del Sistema de Información Multiterritorial de Andalucía